“Los artistas bajo la carpa del circo: Perplejos” por Alexander Kluge

1. Tarea fúnebre: Día del Arte Alemán
Aparece Hitler. Desfile de soldados así como exhibición de valiosos objetos culturales e históricos.

Paisaje nevado.

Voz en off:
– Fue para tanta gente motivo de alegría…, para grandes y pequeños. Millones rieron con él. ¿Quién le llorará ahora?

2. Tarea fúnebre: Manfred Peickert

Recinto del circo. Color.

Voz en off:
– Manfred Peickert ejerce el oficio de artista. Tiene planes.

Manfred Peickert:
– Yo digo: Señor director, ¿se podrían subir los elefantes a la carpa del circo? El director dice: Naturalmente. Sólo que tengo mis dudas sobre si resistiría la estructura. Yo digo: Pero tiene usted que reconocer, sin embargo, que sería algo totalmente nuevo. Director: ¿Cómo que nuevo? Yo lo encuentro raro y muy irracional. Yo digo: Tiene que pasar algo excepcional, aunque hubiese que subir los elefantes en globo. El director dice: Todo esto me parece demasiado irracional. Pero yo digo: Produce una sensación intensa.

Voz en off:
– “Genio es la capacidad de obligarse a un esfuerzo constante.” En la familia Peickert los resultados estaban por encima de todo. Eran una cuarta generación de boticarios. Pero en su alma esclavizada había algo que decía: Sí nos han transformado en esclavos, es una medida inteligente no dejarnos cerca de donde haya armas.
En 1945 Manfred Peickert vio el camino abierto para ir a Australia como vendedor de aceites. Pero tampoco allí había ningún mundo nuevo. Manfred Peickert entró en el circo.

Un globo realiza un descenso de emergencia sobre el mar. El socorro está cerca.

Manfred Peickert:
– Me parecería inmensamente divertido y hermoso que los elefantes colgaran conmigo de la carpa del circo, evolucionando de un lado a otro, y cooperaran con el desarrollo del programa. Mejor no puedo explicarme ahora.

Salida del ballet del circo a la pista.

“Y si no arriesgas la tendrás siempre perdida”

Voz en off:
– La condesa Fanny Ghika, del Circo de l’Imperatrice, se dejaba pisotear todos los días por los cascos de los caballos, para después ponerse en pie de nuevo y recibir los gritos y los aplausos de la multitud.

Un tigre cabalga sobre un elefante.

Recorte de periódico: Quiere ser payaso. Errar por el país con la trompeta, tocar hasta que retumbe en el cielo y, como corresponde a los hombres de verdad, acercarse a las mujeres hermosas.

Restos del aparato para el número del astronauta del antiguo artista Leo Uffland.

Voz en off:
– Leo Uffland trabajó en su número de astronáutica durante catorce años. Una nave espacial debía aparecer bajo la lona del circo. Ahora Uffland ha sufrido un accidente. Con los restos de sus aparatos nadie puede hacer nada.

Fadil Soikovski, cara.

Voz en off:
– El artista Soikovski, que había sobrevivido a doceas de mordeduras de serpiente, ha muerto en la pista. Trabajaba con veinte serpientes venenosas, así como una boa, que no es venenosa.

Soikovski presenta un número de serpientes. Muestra su truco de los dos-minutos-de-suspensión. Cuelga del lazo metálico.

Voz en off (continúa): Por primera vez quiere presentar Soikovski su truco de los dos-minutos-de-suspensión, después de su número de las serpientes. ha empujado la silla con el pie. después de haber estado colgado durante dos minutos le descuelgan. Se dan cuenta que el lazo metálico le ha estrangulado. Sobre mí, como una espada de Damocles, la hora de mi muerte y yo me apresuro.

El otoño mete a las parejas en las camas

El otoño mete a la pareja en las camas,
aire frío, árboles amarillentos.
Sin que dependa del otoño mismo: grandes cosas se anuncian,
en las camas la impresión de perderse mucho,
muchas cosas son posibles, los músculos juegan al aire frío,
poca resistencia debido al calor, frío,
pero hay todavía otros motivos diferentes, perspectivas;
los motivos no son de despreciar, quizás son
infinitamente muchos.
Sentimiento principal:
Muchas cosas son posibles
los árboles amarillentos
no hay bochorno
hacia la tarde una innumerable cadena de faros de automóvil
en el valle, el cielo rocía las carreteras de descongestión,
en las camas silencio
mentalmente son posibles muchas cosas
que incluso los cuerpos en este otoño no pueden hacer.

Leni Peickert

Fragmentos de guion del film “Die artisten in der zirkuskuppel: ratlos” de Kluge

****

Críticas/Notas/Investigación/Especiales/Recopilación Entrevistas por:

GERÓNIMO ELORTEGUI

copyright 2006/2012

Anuncios