Ingmar Bergman

Desde muy chico trató de escapar a la dura disciplina de su padre, Erik, ministro luterano de la familia real de Suecia y del humor cambiante de la madre, Karin, escribiendo, dibujando, jugando con títeres, linternas mágicas y escuchando las historias que le contaba su abuela sobre Upsala y los tiempos antiguos. Bergman desarrolló una activa imaginación y un gran amor por el teatro, que se puso de manifiesto durante su época en la Universidad de Estocolmo (dónde estudió historia del arte y literatura) a partir de 1937. Decidió dejarla, lo que llevó a una ruptura con sus padres.

En los últimos años desde su retiro en la casa de Faro, escribe sus memorias en forma de libros y guiones y en estos se nota un afán por desentrañar quiénes fueron.

Empezó a actuar y dirigir obras en el Master-Olofsgarden y en el Student Theatre of Stockholm. Tuvo éxito con su puesta de Macbeth en 1940. Su carrera teatral posterior que se extendió por muchos años, se desarrolló siempre en el Teatro Dramático de Estocolmo (el famoso Dramaten), al que dirigió.

Entró a la industria fílmica sueca cómo asistente de guionistas, comienza a escribir teatro desde 1941 y tiene su primer suceso con su primer guion convertido en film por Alf Sjoberg,  “Hets” en 1944 (del que Bergman filma la última secuencia). Hace su debut cómo director un año despues con “Kris” (1945), siempre con sus temas habituales.

Tuvo numerosos romances, uno de los más duraderos con Liv Ullmann. Sus esposas han sido: Else Fischer, Ellen Lundström, Gun Grut, Käbi Laretei (de las que se divorció) e Ingrid Von Rosen (de la que enviudó en 1995). Tiene (por lo menos) nueve hijos Linn Ullmann (con Liv) -escritora-, Daniel Bergman (con Käbi Laretei) -director de cine-, Anna Bergman -actriz-, Mats Bergman -actor-, Eva Bergman -directora- e Ingmar Bergman (h) -capitán de una aerolínea-. Toda una saga familiar para alguien que disfrutaba de una vida retirada y solitaria.

“Por supuesto que soy autobiográfico, soy autobiográfico a la manera en que un sueño transforma todo el tiempo la experiencia y las emociones.”

“Las puertas entre el viejo actual y el niño siguen estando abiertas, abiertas de par en par  -dijo Bergman-. Puedo recorrer la casa de mi abuela y sé exactamente dónde están los cuadros, dónde están los muebles, cómo era, la voz, los olores. De noche puedo salir hoy mismo de mi cama y entrar en mi infancia en menos de un segundo. Y tiene exactamente la misma realidad.”

“Cuando los jóvenes de la Nouvelle Vague comenzaron a hacer filmes estaba envidioso de ellos, envidioso de todos los filmes que habían visto en la Cinémathéque Francaise, de todo su conocimiento de las técnicas de filmación. Luego de un tiempo no lo estuve más. He adquirido confianza en mí mismo. Puedo ver el trabajo de otro director y no sentirme celoso o con miedo. Sé que no debo.”

“Hoy el individuo se ha convertido en la forma más alta y en el veneno más grande de la creación artística. La más leve herida, o el dolor ocasionados al yo, son examinados bajo el microscopio como si fuera una cosa de importancia eterna. El artista considera su aislamiento, su subjetividad, su individualismo casi como si fueran sagrados. Y así finalmente nos reunimos en un corral grande dónde nos quedamos balando sobre nuestra soledad sin escucharnos unos a otros y sin advertir que nos estamos asfixiando unos aa otros hasta matarnos. Los individualistas se miran fijamente a los ojos y sin embargo niegan la existencia unos de otros. Andamos en círculos tan limitados por nuestras propias ansiedades que no podemos ya distinguir entre lo verdadero y lo falso, entre el capricho del gángster y el ideal más puro.”

“Mi amigo Federico Fellini (es más que un amigo, es un hermano) dice que el cine es su modo de vivir. Es maravilloso. El es todo lo que yo no soy. Me gustaría ser él. Es tan barroco, su trabajo es tan generoso, tan cálido, tan fácil, tan poco neurótico. Yo, sin embargo, digo que mi modo de vivir es el teatro. Es mi silencio, mi familia. En el teatro no me expreso a mi mismo y esto es una gran libertad. Solo necesito emociones, sensaciones, sentimientos, para expresar lo que otra persona ha sentido. El actor es el médium, la voz que habla en el corazón del espectador. La verdadera representación no tiene lugar en el escenario sino en el interior de las personas que asisten al teatro. Es un hechizo vivo, sin maleficios.”

“Escribir el guion significa un período difícil pero útil, porque me obliga a probar con lógica la validez de mis ideas. Al hacerlo me hallo atrapado en un conflicto: un conflicto entre la necesidad de transmitir una situación complicada a través de imágenes visuales y el deseo de absoluta claridad. No es mi intención que mi trabajo sea únicamente en beneficio propio o de la minoría, sino que constituye un entretenimiento para el público en general. Los deseos del público son imperiosos. Pero a veces corro el riesgo de seguir mi propio impulso, y ha quedado demostrado que el público puede responder con sorprendente sensibilidad a la línea de desarrollo menos convencional.”

“Fellini, Kurosawa, Buñuel y sobre todo Tarkovsky se mueven con gran naturalidad en el espacio de los sueños. Yo sólo he logrado penetrar furtivamente. Méliès estuvo allí siempre sin pararse a reflexionar en ello. Es que él era mago de profesión.”

“En un nivel profundo, las ideas para mis películas vienen de la presión del espíritu. Y esas presiones varían. Pero la mayoría de mis films empiezan con una imagen específica o sentimiento alrededor de la que mi imaginación empieza lentamente a construir un detalle elaborado. Los voy archivando en mi mente de a uno. A veces hasta los escribo en forma de nota. De esta forma tengo toda una serie de archivos a mano en mi mente. Por supuesto, pueden pasar varios años antes de transformar estas sensaciones en alho tan concreto como un guión, pero cuando un proyecto comienza a tomar forma, entonces escarbo en uno de mis archivos mentales por una escena, en otro por un personaje. Algunas veces el personaje que tomo no va para nada con los otros del guión, entonces debo mandarlo de vuelta a su lugar y mirar en otro lado. Mis filmes crecen como una bola de nieve, muy gradualmente desde un pequeño copo de nieve. Y al final casi siempre puedo ver el copo original que empezó todo.”

“Cuando escribo algo horrible o deprimente, no estoy deprimido u horrorizado. Simplemente estoy trabajando. Puedo estar en el centro de un drama oyendo decir cosas a los que me rodean, siento exactamente como hablan y los miro y escribo porque lo que hacen puede resultarme muy sorprendente. Pero en general yo no hago más que mirar de paso.”

“¿Sabe lo que es filmar? Ocho horas de trabajo duro por día para obtener tres minutos de film. Y durante esas ocho horas hay solo diez o doce minutos, si tienes suerte, de creación real. Y tal vez no se produzcan. Entonces tienes que armarte para otras ocho horas y rezar para tener tus buenos diez minutos esta vez. Todo y todos en el set deben estar en el tomo correcto para encontrar esos minutos de creatividad. Tienes que mantenerte tú y mantener a los actores en una especie de círculo encantado. Una presencia extraña, aunque sea una amigable, es extraña al íntimo proceso que se desarrolla enfrete de él. Cada vez que hay un extraño en el set, corremos riesgo de que parte de la concentración de los actores, técnicos, o mía sea interrumpida. Toma muy poco destruir el delicado ánimo de inmersión total de nuestro trabajo. No se pueden arriesgar esos minutos de creación real. Cada vez que he hecho excepciones lo he lamentado.”

“Alguna gente dice que hipnotizo a mis actores, que uso magia para obtener las actuaciones que quiere conseguir. ¡Que estupidez! Todo lo que hago es tratar de darles lo que cada uno desea, la única cosa que un actor debe tener: confianza en sí mismo. Eso es todo lo que un actor quiere. Sentirse lo suficientemente seguro de que será capaz de dar todo lo que es capaz cuando el director se lo pide. Entonces rodeo a mis actores con un aura de confianza. Hablo con ellos, generalmente no sobre la escena en la que estamos trabajando, sino sólo para hacerlos sentir seguros y cómodos, Si eso es magia, entonces soy un mago. Trabajar con la misma gente durante tantos años, en tu propio mundo privado ha facilitado mi tarea de crear el necesario estado de confianza.”

“Por muchos años fuí tímido y convencional en la expresión del sexo en mis filmes. Pero la manifestación de la sexualidad es muy importante y particularmente para mí, por sobre todo, yo no quiero hacer sólo filmes intelectuales. Quiero que las audiencias sientan mis películas. Es más importante que que lleguen a entenderlas. Hay tanto en común entre un amanecer veraniego soleado y el acto sexual… Pero siento que he ancontrado la forma cinematográfica de expresar sólo el primero y no el otro aún. Lo que me interesa más es la anatomía interior del amor. Esto me parece más significativo que la descripción de la gratificación sexual.”

“No creo que la gente cambie, no fundamentalmente. Pueden tener un momento de iluminación, se pueden ver ellos mismos, saber quienes son, pero es lo más a lo que pueden aspirar.”

“El teatro me fascina por diferentes razones, es menos demandante contigo que el hacer películas. Estás menos a merced del equipo y de cierta cantidad de material rodado por día. No estas tan solo. Es entre tú y los actores y luego, la audiencia. Es maravillosa el repentino encuentro entre la expresión del actor y la respuesta del espectador. Es todo tan directo y vivo. La película una vez completada es inalterable, en el tetro puedes tener una respuesta diferente en cada representación. Hay cambio constante, siempre está la chance de la improvisación. No creo que pueda vivir sin ello.”

“Lo que más importa en la vida es ser capaz de hacer contacto con otro ser humano. De otra forma estás muerto, como tanta gente hoy en día está muerta. Si tu puedes dar el primer paso hacia la comunicación, a través del entendimiento, del amor, entonces no importan las dificultades por venir, tal vez (sin ilusionarse, aún con todo el amor del mundo la vida seguirá siendo difícil) estarás salvado. Y esto es lo único que realmente importa, ¿no?”

Usted gana, Maestro.

Filmografía. 1945 Kris | 1946 Det regnar pa var kärlek | 1947 Skeep till Indialand · Musik i mörker | 1948 Hamnstad · Fängelse | 1949 Törst · Till gladje | 1950 Sant händer inte här · Sommarlek | 1952 Kvinnors vantan · Sommaren med Monika | 1953 Gycklarnas afton | 1954 En lektion i kärlek | 1955 Kvinnodröm · Sommarnattens leende | 1956 Det sjunde inseglet | 1957 Smultronstället · Nära livet | 1958 Ansiktet · Junfrukällan | 1960 Djävullens öga | 1961 Sasom i en spegel | 1962 Nattvardsgästerna | 1963 Tystnaden | 1964 För att inte tala om alla dessa kvinnor | 1965 Stimulantia – Daniel (uno de los episodios) | 1966 Persona/Manniskoätarna | 1967 Vargtimmen | 1968 Skammen · Riterna | 1969 En passion | 1971 Beroringen | 1972 Viskningar och rop | 1973 Scener ur ett äktenskap | 1974 Trollflöjten | 1975 Ansikte mot ansikte | 1977 Ormens agg | 1978 Höstsonaten | 1980 Ur marionetternas liv | 1982 Fanny och Alexander | 2003 Saraband

****

Críticas/Notas/Investigación/Especiales/Recopilación Entrevistas por:

GERÓNIMO ELORTEGUI

copyright 2006/2007

Anuncios